Amar es para siempre

Adela y Tomás se reconcilian: “Nunca he tenido ojos para nadie que no seas tú”


Adela acepta que Tomás vuelva a dormir en el mismo dormitorio que ella y por primera vez hace el amor con Rogelio.

Petrov perdona la vida a Rosa. Parece que la mujer significa algo más que una mera rehén para el ruso. Guillermo invita a Sofía al cine. El encuentro de la pareja, afecta a Carlota, que confiesa a su diario azul que se ha enamorado del hombre equivocado.

María descubre que Ángel le está mintiendo. Clara anima a su sobrina a que sea valiente y se enfrente a sus sospechas. Pelayo descubre que Emilia cada vez está peor. La mujer termina por confesar la verdad. Tiene un tumor incurable. Maruxa intenta trabajar en el hostal, pero resulta un desastre.

Adela y Tomás se reconcilian: "Nunca he tenido ojos para nadie que no seas tú"

Adela y Tomás se reconcilian: "Nunca he tenido ojos para nadie que no seas tú"

Haz clic aquí para ver más fotos