Amar es para siempre

Alicia y Fernando prosiguen con su historia de amor


Este Martes en ‘Amar Es Para Siempre‘: Bonilla le pide a Inés que se encargue de la defensa de Hector y Asunción. Tomás, alertado telefónicamente por Mauro, viaja en tren para ver a Roberta.

 

Felisa está tan angustiada por la detención de sus hijos que Manolita no la deja sola. Bonilla pide a Inés que se encargue de la defensa. Inés confirma que la detención es por la muerte de Ramiro Pardo. Bonilla cree que la solución es encontrar el paradero de Carmen y si hay alguien que lo sabía era Arturo.

Alicia establece sus reglas para ver a Fernando y nunca en su casa. Él la sigue y se enzarzan en recriminaciones mutuas que desembocan en roce físico y este en una relación sexual intensa. Por otra parte se dan cuenta de que no han nombrado a Isabela en todo el día.

Tomás, alertado telefónicamente por Mauro, a pesar de los consejos de Sabino, ha viajado en tren para ver a Roberta y se siente un cobarde por haberla abandonado. Llega a la plaza cuando de una ambulancia bajan Roberta y Federico.

Guillermo insiste en volver a salir con Marina pero ella no acepta hasta comprobar que es cierto que rompió con su novia. La honestidad demostrada  ya que la dejó sin tener a otra y el cuento de la lágrima que le dedicó, hacen que acepte, pero Guillermo le pide que sea su novia.

Avance en Video