Amar es para siempre

Alonso y Marta comienzan los cursillos prematrimoniales


Este martes en Amar es para siempre… La semana de Navidad comienza con varios frentes abiertos en casa de los Novoa. Félix y Rosalía tienen que lidiar por separado con los problemas de dos de sus hijos: por un lado las consecuencias de la suplantación de Bruno del “padre Javier”; por otro el descubrimiento por parte de Rosalía de que Marta ha tenido relaciones con Rafael. Benito propone a Benigna pasar fuera del hostal la Nochebuena y empiezan los preparativos para el viaje. El fiscal Martín Pallarés recoge a Nuria en el bufete para asegurarse de que acudirá al seminario del Felipe. Alba les acompaña y vuelve del seminario convencida para la causa felipista.

Dan comienzo los cursillos prematrimoniales del padre Argimiro a Alonso y Marta. Las constantes invocaciones a la fidelidad de la pareja, a la procreación y al sexo dentro del matrimonio acentúan el sentimiento de culpa de Marta y le hacen abandonar el cursillo antes de que haya terminado. Valderrama se presenta en el King’s para ver a Rafael pero en su lugar tiene un tenso encontronazo con Maroto. Los vecinos de la plaza, liderados por Pelayo, tienen la idea de montar un mercadillo de Navidad para sustituir al de la Plaza Mayor que este año no se celebra. María tiene una idea mejor para atraer gente al barrio: la creación de un belén viviente en el que todos participarán.

                   

Haz clic aquí para ver más fotos