Amar es para siempre

Amelia asume las consecuencias de su desmadre y se aleja de Luisita


Amelia siente una gran culpabilidad por los destrozos causados en el hotel por la fiesta que montó en la suite y que provocó el gran enfado de Manolita y de Domingo. Amelia, con la ayuda de Luisita, deja la suite limpia y asume el costo de los destrozos. A parte, decide quedarse a dormir con Jesús porque sabe que Manolita está muy enfadada. Luisita entiende su decisión aunque echará mucho de menos sus escapadas nocturnas para visitarla.

Fuente: antena3.com