Amar es para siempre

Ana María roba al niño Jesús


Ana María, fascinada por el exótico Belén viviente, se lleva a casa nada menos que al bebé que representa al Niño Jesús. Ginés le hace ver que debe devolver al bebé con su familia y le ayudará a hacerlo de forma que no tenga que delatarse.