Amar es para siempre

 Andrés trata de aclarar las cosas con María


Este miércoles en Amar es para siempreRosalía trata de sonsacar a sus hijas quién ha dormido en su cama, pero ninguna confiesa. Afectada porque alguna de ellas se haya acostado con un hombre acaba rompiendo las sábanas. Félix comunica a Marta que va a apoyar el proyecto de Jaime con Bazcona para exportar a Hispanoamérica. Marta teme que se convierta en un nuevo problema de cara a Haussman y recurre a Alonso que se decide a tener una reunión con Félix. Nuria acepta ayudar a Jaime a despedir a Maroto y encuentra el camino para que sea un despido procedente. Necesitan que Henar lo denuncie pero la secretaria se niega a hacerlo.

Benigna obliga a Benito a bautizarse para poder casarse. Pero la noticia de que Quico no podrá asistir y el desplome del techo del altar mayor de la Iglesia, ponen en peligro la boda. Andrés se encuentra con María y trata de aclarar las cosas con ella, pidiéndole que no culpe a Dorita de su ruptura: él ya no estaba enamorado de ella cuando se separaron y empezó con Dorita. Bruno le ha cogido gusto a confesar y no puede parar de hacerlo. Disfruta de la experiencia, hasta que es su hermana Marta la que se sienta en el confesionario y le cuenta algo que preferiría no haber sabido.

           

Haz clic aquí para ver más fotos

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!