Amar es para siempre

Anna Barrachina: “Hasta el último segundo no se sabrá si hay boda con Daniel”


Su historia de amor con un sacerdote se ha convertido en la más conmovedora de Amar es para siempre. Muy pronto sabremos si los sentimientos triunfan sobre el qué dirán, pero la propia Anna Barrachina nos adelanta el final de la pareja. Su personaje, Belén, se irá muy lejos junto a su amante.

© Roberto Garver

¿Sorprendida por el cambio de look para el personaje de Belén?

Desde luego. Yo llegué a las pruebas rubia y con el pelo largo y acabé con el pelo corto y caoba. Me he acostumbrado, aunque me veo mucho mayor. De todas formas, vengo de la compañía de teatro La Cubana y tengo un máster en transformaciones.

¿Te marcó esa etapa del teatro?

Sí, entré con 18 años y estuve 13. Alucino, pues todavía hay gente que me reconoce por el personaje de Estrellita Verdiales en Cegada de Amor. Me parece muy bonito.

¿Naciste en Sitges?

Sí, soy mediterránea cien por cien y necesito el mar cerca para vivir. Recargo las pilas tumbándome a mirar las nubes en la playa para ver cómo cambian de forma.

¿Cuál será el final de tu personaje?

Hasta el último segundo no se sabrá si hay boda con Daniel. No cierro el hostal, pero nos vamos muy lejos.

¿Dejas muchos amigos en la plaza?

Sí. A Maica Barroso, Teresa Lozano, Anna Castillo y Patxi Freytez. Son con los que más he coincidido.

¿Te quedas en la novela?

No, nos vamos todos, menos El Asturiano. Solo se nos verá en los primeros capítulos.

© Roberto Garver

Fuente