Amar es para siempre

Aquilino, atormentado por la culpa, tiene la intención de entregarse a la policía


Este Viernes en ‘Amar es para siempre‘: Cristina pone en marcha sus dotes de seducción para cazar a Ismael Blasco. Bonilla, obsesionado con el atentado y con la muerte de Héctor, vivirá una terrible pesadilla.

  

Tras leer la carta que le dejó Damián en el testamento, Aquilino, atormentado por la culpa, tiene la intención de entregarse a la policía contando que intentó envenenar al señor Blasco, pero se enterará de un secreto que lo cambiará todo.

Cristina pone en marcha sus dotes de seducción para cazar a Ismael Blasco.

Entre los trabajadores de la droguería hay mucho temor ante la posibilidad de que Juana cierre la tienda.

El Café Reyes vuelve a abrir con una licencia provisional, y Víctor, tras las súplicas de Dorita, decide readmitir a Américo.

Bonilla, obsesionado con el atentado y con la muerte de Héctor, vivirá una terrible pesadilla.

Avance en Video