Amar es para siempre

Avance semanal de ‘Amar es para siempre’: Marta intenta recuperar Haussman Iberia


La semana del 31 de julio al 4 de agosto en ‘Amar es para siempre‘: María rompe con Pallarés. Convencido de que va a ser detenido, Félix sufre un infarto. Rafael intenta hablar con Alba y consolarla. Benigna recibe un regalo de un “admirador secreto”. Buena sintonía entre Nuria y Mónica. Jaime y Quintero le piden ayuda a Caldas.

Capítulo 227 (1158, lunes 31 de julio): María rompe con Pallarés

Fuen supera su miedo a volar gracias a los marines de la base de Torrejón. Loppard vaticina a Henar que no va a regresar de Colombia. La secretaria se despide de todos como si fuera la última vez que los ve. Tras hablar con su padre de las relaciones amorosas, María rompe con Pallarés.

Marcelino se convence de que Manolín es superdotado por el cuento que ha escrito. Pero Benito descubre que ha copiado párrafos de diferentes relatos. Rovira anuncia a Marta que Haussman ha decidido vender la empresa. Convencido de que va a ser detenido, Félix sufre un infarto.

Capítulo 228 (1159, martes 1 de agosto): Rafael intenta hablar con Alba y consolarla

El pronóstico de Félix es bueno. El ataque ha sido una angina de pecho y se recuperará pronto. Sin embargo, todos sus hijos tienen un sentimiento de culpa. Gonzalo intenta animar a María tras su ruptura con Pallarés. Ahora pueden continuar con la película pero María no está animada.

Enterado de lo que le ha pasado a Félix, Rafael acude a hablar con Alba y consolarla pero ésta se niega a escucharlo. Maroto pide a Sebas que le haga una visita a la cárcel. Pelayo pretende hacer un concurso gastronómico dado el recibimiento de Sebas a la nueva tortilla de patata de El Cascabel. Como medida para animar a Ana María, le va a proponer ser jurado.

Capítulo 229 (1160, miércoles 2 de agosto): Benigna recibe un regalo de un “admirador secreto”

Todos los miedos de Félix le acosan durante su estado de inconsciencia: ser detenido por el asesinato de Alonso y el escarnio público que sufriría su familia. María decide seguir adelante con la película. Benigna recibe un regalo de un “admirador secreto”. ¿Quién será?

Un cliente de Benito, Moisés, descubre el escondite donde el librero guarda los libros prohibidos. Presentación de Mónica, una joven que ha heredado una fortuna de sus padres y quiere donar un cuadro al Museo Romántico. Marta, determinada a pujar por la empresa y hacerse con ella, cueste lo que cueste. Se lo debe a su padre y a toda la familia.

Capítulo 230 (1161, jueves 3 de agosto): Buena sintonía entre Nuria y Mónica

Moisés chantajea a Benito; quiere dinero a cambio de guardarle el secreto. Alba termina contándole a Bruno que su padre estuvo en la fábrica la noche que mataron a Alonso. Maroto le pide a Sebas que recupere un dinero que guarda en la fábrica para que se lo dé a una prima suya. Sebas se compromete a hacerlo, pero teme meterse en un lío.

Buena sintonía entre Nuria y Mónica, que termina hospedándose en el hostal. Benigna descubre quién le ha regalado el collar: Mini, una de las prostitutas que trabajó para ella. Marta se rompe ante Rafael cuando éste la responsabiliza, en parte, por todo lo ocurrido.

Capítulo 231 (1162, viernes 4 de agosto): Jaime y Quintero le piden ayuda a Caldas

La visita de Rovira a Félix en el hospital, con los documentos de renuncia a la Presidencia Honorífica, provoca la indignación de Rosalía y de Jaime. Ana María deja tocados a Félix y a Rosalía, al preguntarse por el regreso de Alonso. Al no poder disponer del dinero de la cartera familiar, Marta pedirá un crédito para pujar por Haussman Iberia. Alba se niega a perdonar a Marta. Para sorpresa de ésta, Bruno confiesa estar al tanto de lo ocurrido con Rafael y le ofrece su apoyo. Rafael no consigue ampliar las horas de vuelos internacionales y le traslada a Pitu su preocupación por el futuro de Alba y de su hijo.

Tenso por la presencia de Caldas, Benito accede al chantaje de Moisés y sigue ocultándoselo a Benigna y a Nuria. La exigencia de más dinero le conducirá a idear un plan a la desesperada. Benito alaba a Nuria delante de Mónica. De la Cueva no volverá a España y Gonzalo se propone continuar la película con otros productores. Sebas encuentra un fajo de dinero en el escondite de Maroto. Motivado por Pallarés, Jaime y Quintero le piden ayuda a Caldas, que les ofrece algo mejor que el expediente policial: su propio informe de la reconstrucción.

       

Haz clic aquí para ver más fotos