Amar es para siempre

Avance semanal de ‘Amar es para siempre’: Tomás y Adela se casan


La semana del 25 al 29 de julio de ‘Amar es para siempre‘: Tomás es relegado del mando del cuartel y Gervasio toma posesión del cargo en funciones. Aitana hace confesar a Martos su pasado vinculado al régimen nazi. María participa en la campaña publicitaria de Galerías Aroa. Carmen habla con Loli y le previene sobre Federico. Quico es puesto en libertad para alegría de Benigna, pero ambos deben tender una trampa para atrapar a Eusebio. Clara se plantea la idea de optar al puesto repartido de carbón.

Capítulo 226 (898, lunes 25 de julio): Tomás es relegado del mando del cuartel

Sofía confiesa a Tomás y Guillermo que se someterá al trasplante de corazón. Tras la fuga de los presos que debían custodiar en Colmenar, Tomás es relegado del mando del cuartel y Gervasio toma posesión del cargo en funciones. Petrov confiesa a Velarde que Tomás es un espía de la KGB y que Víctor colabora con él. Aitana hace confesar a Martos su pasado vinculado al régimen nazi.

María reprocha a Andrés que le mintiera sobre don Íñigo Torres, quien la va a contratar como maniquí para el catálogo de Galerías Aroa. Federico sigue dando muestras de su falta de profesionalidad para agobio de Loli. Nicolás sufre un desmayo debido a una insolación y el sobre esfuerzo por mantener dos trabajos. Benigna, angustiada por Quico, busca a Eusebio con un cuchillo para hacerle confesar que fue él quien hirió al policía Domínguez y Maruxa inicia un plan para testar la ludopatía de Lorente.

Capítulo 227 (899, martes 26 de julio): Adela deja preparado su testamento

Adela organiza con el doctor Martos el plan para donar su corazón a Sofía sin que lo descubra la familia. Deja preparado su testamento y organiza su boda con Tomás. Clara cuida de Nicolás, al que han diagnosticado una neurastenia.

Adela, dispuesta a darlo todo por Sofía

María participa en la campaña publicitaria de Galerías Aroa. El agente Domínguez muere y la situación de Quico se complica en la cárcel. El café Reyes recibe la noticia de que ha ganado un premio de la Asociación de la Prensa. Mientras, el ambiente entre los empleados empeora por Federico.

Capítulo 228 (900, miércoles 27 de julio): Carmen habla con Loli y le previene sobre Federico

Pelayo reacciona especialmente mal al enterarse de que los del Cascabel han empezado a modernizar el bar. Poco después, se descubrirá el verdadero motivo de su enfrentamiento con los dueños del otro local… Los preparativos de la boda revolucionan a las chicas del salón de belleza.  Aprovechando este jaleo, Sofía echa un vistazo al diario de Carlota y descubre lo que ocurrió en el almacén del Asturiano.

Maruxa cae en el ardid que Lorente ha preparado para convencerla de que aunque las apariencias indiquen que está enviciado con el juego, en realidad sólo está trabajando. Las torpezas y los abusos de Federico le hacen chocar con Carmen a la que llega a dejar en evidencia delante de Víctor. Carmen habla con Loli y le previene sobre Federico: no es buena gente y no volverá a encubrirle.

Capítulo 229 (901, jueves 28 de julio): María es elegida para ser la modelo de los detergentes

Velarde pone una trampa a Víctor y éste cae en ella. Tomás y Adela se casan y lo celebran en la plaza. Alegría de todos. Manolita bebe un poco más de la cuenta en la boda y roba la pamela de Pastora, la mujer de Sebas. María es elegida para ser la modelo de los detergentes.

Carmen está muy enfadada por el poco compañerismo de Federico. Unas declaraciones del Rondeño, atacando a Ángel con saña, sacan a éste de quicio. Lorente comunica a Benigna que mañana pondrá en marcha su plan para cazar a Eusebio.

Capítulo 230 (902, viernes 29 de julio): Tomás y Víctor descubren los micrófonos que han instalado para espiarles

Adela, ante la petición de Tomás de tener un hijo, se ve obligada a confesar que ella será la donante de corazón y que va a sacrificar su vida por la de Sofía. Tomás y Víctor descubren los micrófonos que han instalado para escucharles y atan cabos: Petrov les ha delatado y Velarde sabe que están aliados.

Quico es puesto en libertad para alegría de Benigna, pero ambos deben tender una trampa para atrapar a Eusebio. Ángel, rabioso por las declaraciones que escuchó en la radio, llena la ciudad de pintadas exponiendo el secreto del Rondeño. Loli promete a Carmen que hablará con Víctor y le dejará claro que fue Federico quien se escabulló de sus tareas. Tras fracasar en una entrevista de trabajo, Clara se plantea la idea de optar al puesto repartido de carbón.

                

Haz clic aquí para ver más fotos