Amar es para siempre

Benigna recibe de nuevo la visita de Máximo


Este lunes en ‘Amar es para siempre‘: Tras la ausencia de Adela del salón de belleza, Loli decide ponerse al mando. Ramón consigue que Gustavo Galán, un manager de actores, acepte representarle.

  

Adela y Sofía están preocupadas tras la decisión de Tomás de no renunciar a ellas y formar una familia. Martos, cuando se entera, monta en cólera contra Tomás.

Tras la ausencia de Adela del salón de belleza, Loli decide ponerse al mando y, como jefa, va a tomar una serie de decisiones polémicas.

Benigna recibe de nuevo la visita de Máximo y le advierte que la hora de su venganza está cerca.

Tras los consejos de Manolita, Ramón consigue que Gustavo Galán, un manager de actores, acepte representarle.