Amar es para siempre

Bruno perdona a Ginés: “¿Le puedo dar un abrazo a mi mejor amigo?”


Ginés se ha llevado una sorpresa al ver al pequeño Bruno en la sala de visitas de la cárcel. El joven no podía dejar a su amigo así, a pesar de su enfado inicial, Bruno ha comprendido que sería un error no perdonar a Ginés y ambos se han fundido en un sentido abrazo.