Amar es para siempre

Caldas y Félix a la espera de que el asesino se delate


Gracias a la colaboración de Pelayo, el inspector ha podido averiguar que uno de los anónimos fue enviado desde el buzón de la Plaza de los Frutos. Ahora, la hipótesis que baraja Caldas es que el asesino aprecia tanto a Félix que se siente culpable por su encarcelamiento y por eso está enviando los anónimos. ¿Cuál es el plan a seguir ahora que saben más sobre el asesino?