Amar es para siempre

Carlos destruye todos los recuerdos que le quedan de Cova, el amor de su vida


Cova sigue muy presente en los pensamientos de Carlos, pero sus recuerdos le están empezando a crear muchos problemas. Amelia ya ha visto la fotografía que guardaba de cuando hicieron el viaje a Lisboa. Ascensión le ha advertido que no puede guardarlos durante mucho tiempo, tiene que conseguir olvidar al amor de su vida. Carlos toma las riendas de su vida y decide quemar las cartas, aunque se queda con la piedra y el reloj de arena.