Amar es para siempre

Charo accede a los deseos de Rodrigo Tuñón


Charo está dispuesta a todo por su hija y accede a los deseos de Rodrigo Tuñón para que, finalmente pueda romper el contrato que la separaba de Belén. El poder de Tuñón ha conseguido vencer a la representante que, destrozada, se queda rota de dolor por ceder a sus caprichos.