Amar es para siempre

Continúan las amenazas del Charro


Este miércoles en ‘Amar es para siempre‘: Benigna está decidida a envenenar a Máximo. Tomás sigue sufriendo las torturas del misterioso Petrov.

  

Tras el desmayo sufrido en plena ceremonia, Sofía consigue convencer a su madre y a Martos para que la boda se celebre. Por fin Adela y Martos son marido y mujer. Pero no todo va a ser felicidad pues la noche de bodas no va a resultar como se esperaba…

En la celda rusa, Tomás sigue sufriendo las torturas del misterioso Petrov.

Tras la llamada del Charro con nuevas amenazas, Eladio y Ángel deciden contárselo a la Guardia Civil. Por otra parte, Ángel consigue que Xose le contrate para boxear en uno de los combates clandestinos que él organiza.

Benigna está decidida a envenenar a Máximo, pero Pepa, en el último momento, consigue disuadirla.

La esperanza que Miguel tenía de continuar con la agencia de publicidad se desvanece. La ruina es total.

Avance en Video                        Mejores momentos