Amar es para siempre

Elena Furiase: «Soy bastante crítica conmigo misma» (Exclusiva)


Elena Furiase habla en exclusiva para Mi Zona TV. La actriz, que intepreta a Olga en «Amar es para siempre«, coge nuestro micrófono para contarnos sus impresiones sobre la serie, su personaje, y lo que nos deparan sus tramas en los próximos capítulos.

«El cambio de look al principio fue bastante sorprendente», y es que por exigencias del guión tuvo que cortarse el pelo, aunque estuvo de acuerdo en todo momento: «Me apetecía cambiar y por mi cuenta no lo habría hecho». Está muy contenta con su cambio de imagen: «Esto de ‘disfrazarse’ es una maravilla».

El ritmo de grabación de Amar es muy diferente al que llevaba en «El Internado», al ser una serie diaria y no semanal: «Hay mucho texto con palabras que casi no se usan, pero este equipo lleva tanto tiempo junto que es una pasada».

Sobre la enfermedad de Olga, comenta que «antes de enterarse de lo que tiene, vive muy preocupada y no le da libertad, la sobreprotege demasiado», pero cuando sabe qué le pasa empieza a darle caprichos: «Cuido de ti contigo, estando juntas e intentando hacerte la vida mucho más fácil».

De la historia de Gabriel, Montse y Olga se sabrá mucho más en próximos capítulos, y de la familia de Olga de momento no se sabe nada, solo se conoce a su hermana.

Con Patricia Ponce de León, su hermana en la ficción, se lleva genial: «Tenemos casi la misma edad aunque en la tele no lo parece. Nos lo pasamos muy bien y no coincidimos tanto como nos gustaría».

«Soy bastante crítica conmigo misma y siempre pienso que lo estoy haciendo fatal», comenta sobre su valoración de su actuación en la serie. Sobre «Amar», cree que tiene un color muy bonito, con personajes bien formados y creados: «Creo que plantea muy bien la situación de aquella época, y es un cambio en ‘Amar'».

En una serie diaria no podrían faltar anécdotas, por ejemplo Elena se quemó con el café el primer día de rodaje, ya que pensaba que estaría frío pero se equivocaba: «Me quemé viva y estuve toda la secuencia intentando tocar cosas frías porque me abrasé».