Amar es para siempre

Emilia y Vicente quieren terminar sus negocios con Eusebio


  • Marcelino va a la iglesia a petición del párroco y éste le hace una petición sorprendente.
  • Pía le pide a Mauro que distraiga a Inés.

Aprovechando que Manolita tiene que salir del barrio para ir a declarar a favor de Elsa, resuelve su problema familiar y le compra su primer sujetador a Leonor. Marcelino ha ido a la iglesia a requerimiento del párroco y éste le ha hecho una petición sorprendente. Entretanto, Pedrito ya ha comprado un regalo para su prima y cuando va a entregárselo se organiza un pequeño conflicto.

Vicente y Emilia quieren acabar con la vinculación empresarial que tienen con Eusebio, para ello le proponen que les compre sus acciones. Pero Eusebio se niega y deja bien claro que sabe que Vicente ha intentado traicionarlo utilizando a su propio hijo.

El fiscal da un giro inesperado al juicio cuando hace declarar por segunda vez al inspector Conde. Pía, preocupada, prepara un viaje de descanso con Inés y también aprovecha la visita de Mauro para que éste la saque a que se distraiga. Arturo sabe que solamente les queda una carta, el alegato final que se leerá mañana.