Amar es para siempre

Ernesto Ortega, desesperado, busca el cariño de Matilde


A pesar de las reticencias de Matilde, Ortega deja el hospital y vuelve a casa con una familia a la que no reconoce. Durante la noche, Ernesto no es capaz de conciliar el sueño y, desesperado, suplica el cariño y la compañía de Matilde. ¿Está cambiando su forma de ser? ¿Qué hará ahora Matilde con el nuevo estado de su marido?