Amar es para siempre

Felisa le confiesa a Manolita que se siente inútil al no poder ayudar más a su familia


  • Eusebio prohíbe a Vicente que lo acompañe a una recepción del ministro de Comercio.
  • Mauro consigue que le falsifiquen las papeletas, pero su situación se complica cuando lo citan en la Dirección de la Escuela.

Héctor, muy enfadado con Felisa, le explica a Asunción lo sucedido con su madre. Felisa se desahoga con Manolita: todo lo hace para ayudar a su hijo y a su yerno, porque se siente una inútil.

Sin más explicaciones, Eusebio prohíbe a Vicente que lo acompañe a una recepción del Ministro de Comercio. Emilia quiere intervenir ante su hermano, pero Vicente le ruega que no lo haga.

Inés recibe un regalo de Arturo y Pía que le lleva a recordar a sus padres. Entretanto Mauro consigue que le falsifiquen las papeletas, pero su situación se complica cuando lo citan en la Dirección de la Escuela. Culminando un día aciago, está a punto de llegar a las manos con el acompañante de Inés.

Arturo tiene una larga conversación con Martín Angulo, en la que ambos ponen sus cartas sobre la mesa.