Amar es para siempre

 Félix quiere enviar a Bruno a un internado


Este miércoles en Amar es para siempre… Rosalía hace las paces con Bruno y Argimiro comunica a Félix la decisión del Obispado de mantener en secreto lo ocurrido. Jaime va a ver a Nuria y al encontrarse con Martín Pallarés deduce que el fiscal es el verdadero motivo. Ginés le entrega a Ana María las fotografías de Marta y Rafael besándose. La marquesa esperará el momento adecuado para mostrárselas a su hijo. Rafael tiene un tenso encuentro con Rosalía y Marta cuando va a buscar a Gonzalo para partir de viaje a Bilbao y Santander. Tanto Benigna como Benito prefieren quedarse a pasar las Navidades en el hostal, pero los dos van a ir a Aranjuez, sacrificándose por el otro. Al descubrir el malentendido, deciden quedarse.

María y Pelayo preocupados porque los hermanos de María están acusando la ausencia de sus padres en Navidad. Temen que sea una triste Nochebuena. Quintero no permite que Nuria pase sola la Nochebuena y consigue llevarla a cenar con él y su mujer. En casa de Manolita, los niños no tienen ganas de celebrar la Navidad y, en el hostal, Benigna está agobiada porque la cena es escasa. Benito y Pelayo encuentra la solución a todos los problemas: cenar todos juntos en el hostal. Rosalía, feliz de tener a toda la familia junta en Nochebuena, se esfuerza porque todos tengan una velada agradable. Tras la cena, Félix comunica a Rosalía su decisión de enviar a Bruno a un internado, sin darle opción a réplica. Ana María decide enseñarle a su hijo la prueba de que Marta lo engaña. Tras ver las fotografías, Alonso desahoga su rabia.

                         

Haz clic aquí para ver más fotos

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!