Amar es para siempre

Héctor y Asun se hacen cargo del caso de la desaparición del marido de Marina


  • Vicente no comprende el repentino deseo de su mujer, Emilia, de ejercer como madre, cuidando del niño de Aurora.
  • Tomás hace las paces con Mauro pero rechaza volver a vivir con él y se marcha con Sonia Martel.

Vicente no comprende el repentino deseo de su mujer, Emilia, de ejercer como madre, cuidando del niño de Aurora. Pero cuando él le detalla los problemas con los que éste podría nacer y le pregunta si estaría dispuesta a cuidarlo toda su vida, calla.

Entretanto, Josefina recrimina a Eusebio que haya comprado secretamente las acciones de Aurora y las haya utilizado para hundir a Vicente.

Arturo recapacita y propone a Carmen seguir adelante con la investigación de la muerte de Violette. Por su parte Carmen le cuenta a Arturo que Martín está detrás de la contratación de Inés.

Marina sigue tras la pista de su marido y a través de Guillermo se entera de la intención de éste de vender las tierras que tienen y es entonces cuando contrata a Héctor para que se haga cargo del caso.

Héctor va a entrevistarse con Carmen y no quiere que Asunción, su mujer, entre en Le Ciel. Pero cuando acepta el caso ella le demuestra que puede infiltrarse en el local.

Daniel se despide de Belén, pero ésta le ofrece un trabajo de mantenimiento.

Finalmente, Tomás hace las paces con Mauro, pero éste rechaza volver a compartir habitación con su amigo, porque se va a vivir un tiempo con Sonia.