Amar es para siempre

Ignacio no confía en Silvia y advierte a Justo de su oscuro pasado


Ignacio no está muy convencido de la presencia de Silvia en el despacho, menos aún cuando Benigna le descubre la razón por la que no se llevan bien. Silvia ejercía como prostituta en el hostal de Benigna, pero su relación se rompió cuando Silvia empezó a buscar información sobre los clientes públicos que tenía. Encontraba la información que necesita e informaba a un amigo periodista. Ignacio se lo cuenta a Justo que, sorprendentemente, le dice que ya conocía todo el pasado de Silvia. Ella misma se lo contó en El Asturiano para que no se enterara por Benigna. ¿Conseguirá Ignacio confiar en Silvia?