Amar es para siempre

Ignacio y Pelayo, asombrados al escuchar a Jesús hablando un inglés perfecto


Los ejecutivos extranjeros vuelven a desayunar a ‘El Asturiano’. Jesús bromea con Ignacio de su alto nivel de inglés. Lo que él no sabe es que Jesús sabe hablar perfectamente el idioma y es capaz de mantener una conversación con los ejecutivos sin problema. Pelayo y él no pueden creer lo que están viendo. Jesús decide hacer de traductor entre ellos e Ignacio y les convence de que es el mejor abogado que podría encontrar.