Amar es para siempre

Inés cobra protagonismo en el juicio y Arturo le permite llevar el interrogatorio de los testigos


  • Josefina intenta convencer a Mauro para que vuelva a su casa.
  • El Asturiano se convierte en lugar de encuentro para los jugadores del equipo de Marcelino.

Inés cobra protagonismo en el caso y Arturo le permite llevar el interrogatorio a los testigos. El principal testigo de la acusación es Ricardo Conde, el policía que investigó la muerte del sereno. Durante el juicio, Martín Angulo pinta un cuadro demoledor de Elsa como madre, lo que deja a Cristóbal destrozado.

Por otra parte, Josefina intenta convencer a Mauro para que vuelva a casa pero éste cree que todos serán más felices si pone tierra por medio. Como el joven sigue sin dinero, plantea a su madre la posibilidad de recibir las joyas que su abuelo le dejó en herencia.

La parroquia del barrio sigue cerrada a cal y canto y cercada por la policía. Cuando llega a ‘El Asturiano’ la noticia de la detención del gitano que se había refugiado en la parroquia y del sacristán por darles apoyo.

Pedrito pide consejo a Héctor para agasajar a una chica que le gusta, mientras Emilia juega a “buena hermana” y va a visitar a Eusebio.

‘El Asturiano’ se convierte en lugar de encuentro para los jugadores del equipo de Marcelino.