Amar es para siempre

Inés decide plantearse seriamente el futuro de su relación con Ignacio


  • Sabino le da trabajo a Roberta en la agencia.
  • Héctor y Asunción ven que no les salen los números.

Han pasado tres semanas: estamos en noviembre de 1960. Sabino le ha dado trabajo en la agencia a Roberta y le ha alquilado un piso a su nombre.

Inés y Arturo están volcados preparando la defensa de Elsa. Arturo sufre las consecuencias de la tensión nerviosa. Delega en Guillermo y se desahoga en “Le Ciel”. Inés convence a Guillermo para que le deje acompañarle a ver a Elsa, lo que provoca que olvide una cita con Ignacio. Al encontrarlo en casa, esperándola, decide plantearle seriamente el futuro de su relación.

Pedrito nota como Leonor se va alejando de él y se siente muy afectado. Mientras a Héctor y Asun no les salen los números: la agencia flojea y tienen muchos gastos.

Inocencia se preocupa por Roberta y le prepara unas hierbas reconstituyentes. Arturo llega con una mancha de carmín en el rostro e Inés evita que se la vea Pía, mientras tanto encontramos a Mauro en su nuevo puesto de trabajo.