Amar es para siempre

Inés está decidida a defender a Elsa, la mendiga


  • Mauro, tras una tensa discusión, hace promesa a su padre de reformarse.
  • Sabino ofrece a Roberta la posibilidad de recojer su documentación de casa de sus padres.

Inés, enterada de la petición del hijo de Elsa, reacciona como Arturo había temido. Aunque el abogado intenta frenar el entusiasmo de su pupila, Inés parece decidida a convencerlo de que deben intervenir en la defensa de la mendiga.

Mauro, tras una entrevista muy tensa, hace promesa a su padre de reformarse, a la vez que maniobra discretamente para favorecer una reconciliación entre éste y su tío, ya que teme que Vicente le confiese a su padre que ha sido expulsado de la Escuela. Ingenuamente Josefina cae en la trampa y convence a Eusebio para que cenen juntos los dos matrimonios.

Cuando Marcelino está convencido de que sus jugadores se negarán a saltar al campo por el problema de las camisetas viejas, se produce un milagro.

Sabino ofrece a Roberta la posibilidad de que un transportista amigo recoja la documentación de ésta de casa de sus padres, pero la gestión acaba revelándose inútil.