Amar es para siempre

Julián, desde México, a Matilde: “Sigo enamorado de ti”


Julián Azevedo contacta con Matilde por teléfono, una llamada que ilusiona a la mujer del temible Ortega. Matilde le cuenta a Julián que Ortega ha fingido su amnesia y que Samuel, por fín, está recuperado. Matilde se disculpa con Azevedo por haberle fallado. Ambos se confiesan lo que sienten, las circunstancias han cambiado pero su mutuo amor sigue siendo el mismo.