Amar es para siempre

La cruda realidad se hace oír: “Nuria y Jaime son hermanos”


Antes de morir, Amparo hace al padre Argimiro guardián de un grave secreto que afecta a Nuria y dará un giro crucial a su vida. Jaime y Nuria “no pueden ofender a Dios con su unión” y por ello confiesa su secreto. ¿Será capaz Argimiro de guardar esa información?

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!