Amar es para siempre

La crueldad de Ortega no tiene límites


Ortega sigue reuniéndose con Durán para luchar contra Tuñón. Ortega le hace creer a Diego que no sabe nada de Ricardo Blanco, en realidad le ha torturado y presionado para sacarle información. Ortega vuelve a recurrir a su frialdad para conseguir sus perversos objetivos.