Amar es para siempre

La dulce recompensa de Amelia a Jesús por defenderle delante de Domingo


Domingo no se olvida del escandaloso trabajo como vedette de Amelia y, siempre que tiene ocasión, le reprime por ello. Esta vez, Jesús ha salido en defensa de Amelia defendiendo su arte, a cambio la joven se lo ha agradecido con un pícaro beso.