Amar es para siempre

Lachambre, en el punto de mira de Augusto


Este Miércoles en ‘Amar es para siempre‘: Carlos se presenta en casa de Luis para confesar lo que hizo y disculparse ante él. Román consigue trabajo y quiere celebrarlo con sus amigos del hostal.

Nuevo encuentro de Diego con Begoña. A este le resultan chocantes y algo intimidatorios sus métodos de trabajo pero hay algo estimulante en su trato con ella que empieza a sacudirle y puede hacerle olvidar sus problemas con Valeria.

Carlos se presenta en casa de Luis para confesar lo que hizo y disculparse ante él. Luis, alterado, paga sus nervios con Filo. Esta le hace ver la razón de su mal humor: teme que Carlos, con su buena acción, esté tratando de reconquistar a Alejandra.

Lejos de agradecer a Bonilla que pusiera a la arqueóloga en manos de la policía, Héctor tiene una reacción que desconcierta a su amigo. A Bonilla cada vez le cuesta más ayudar a Héctor. A pesar de las advertencias de Bonilla, Héctor decide aceptar un caso sobre prostitución.

Román consigue trabajo y quiere celebrarlo con sus amigos del hostal. Marina le ignora. Todos se preguntan dónde estará don Patricio y lamentan su ausencia.

El asesinato de los argelinos compromete gravemente el futuro del negocio de Augusto. Por primera vez los autocares llegan sin el cargamento que envían de Francia. Lachambre, en el punto de mira de Augusto.

Avance en Video