Amar es para siempre

Las razones del hundimiento del bufete de Quintero


Ignacio intenta consolar a su tío Justo tras la discusión con Teresa. Justo le cuenta a su sobrino que se había visto con Aurora, su exnovia de la universidad, y le confesó que la culpa del hundimiento del bufete es de su marido por culpa de los celos.