Amar es para siempre

Lectura del testamento de Rubén


Este Lunes en ‘Amar es para siempre‘: Román busca trabajo en la academia porque necesita dinero con urgencia. Asunción decide mandar a Jesús a casa de Manolita.

La lectura de la última cláusula del testamento de Rubén ha truncado los planes de Augusto y Elena: ¿para qué se va a casar con Valeria si ésta se queda sin herencia? La solución es impugnarlo, pero Valeria no quiere el dinero, sólo seguir con la boda, en su huida hacia delante. Para Augusto la solución es más drástica: encarga a Lachambre que mate a Diego. El francés le pone en su sitio: él no ha venido para solucionar asuntos personales.

Asunción decide mandar a Jesús a casa de Manolita, por los miedos que el niño siente por Héctor, para intentar recomponer en primer lugar la relación de pareja. Pero lo que encuentra es que Héctor piensa que el que sobra en la casa es él y busca refugio en el despacho de Bonilla.

Román busca trabajo en la academia porque necesita dinero con urgencia. No tiene suerte y además Marina le trata con frialdad. Lo único bueno del día es que se reconcilia con don Patricio, que desenmascara a la adúltera de Salomé y le ofrece ser su testigo.

“El cuarteto artístico” sigue intrigando para ver cómo pueden colocar el cuadro del muerto y don Patricio ha citado a un tasador y al posible comprador, muy de fiar ambos. Tanto que… ¡son policías camuflados y todos son detenidos!

Avance en Video