Amar es para siempre

Ledicia Sola: «Montse va a sufrir»


Si en ‘Gran Reserva’ era una abogada sin escrúpulos, en ‘Amar es para siempre‘ es una inocente y risueña azafata. Un cambio muy interesante con el que Ledicia Sola está satisfecha. «Acepté el papel de Montse con los ojos cerrados», cuenta esta actriz gallega de 34 años, que combina este papel con la obra ‘El gol en propia puerta‘, firmada por David Trueba y que se representa en Madrid.

Hacía tiempo que no te veíamos en la pequeña pantalla…

Estaba más centrada en el cine y en el teatro, pero me apetecía retomar la televisión. Es un medio en el que he trabajado bastante y del que he aprendido mucho.

Lo último en televisión fue ‘Gran Reserva’ pero has trabajado mucho en Galicia, ¿allí empezaste?

Sí, en las series ‘Galicia Exprés’, ‘Rías Baixas’, ‘Os Atlánticos…’. A nivel nacional he participado en ‘HKM…’ y ‘Gran Reserva’.

¿Cómo preparas tus papeles?

Siempre hago un trabajo de mesa, estudio y observación previa. Vi la serie ‘Pan Am’, basada en una aerolínea muy conocida en Estados Unidos, y he preguntado a mi madre, mi mejor fuente de inspiración, y a la gente que vivió en esa época.

¿Siempre has querido ser actriz?

Lo mío es vocacional. A los 18 años tomé la decisión de dejar Galicia para estudiar Arte Dramático en Madrid. Luego viví en Londres para mejorar mi inglés y una beca me llevó a estudiar interpretación en Nueva York. Fue maravilloso.

¿Qué destacarías de tu personaje en ‘Amar…’?

Su luz, sus ganas de vivir y que es una mujer muy sincera e impulsiva. Además, ser azafata en los años sesenta era un modelo a seguir para las niñas de la época, que soñaban con ser independientes. Ahora va a sufrir mucho por amor. Sale con Gabriel (Albert Prat).

© Roberto Garver

Las azafatas resultaban muy atractivas para los hombres en los años sesenta?

Sí, pero creo que la intención de este personaje y el de Elena Furiase (Olga) es, en parte, mostrar lo que supuso la incorporación de la mujer al trabajo. Me sorprendió enterarme de que eran las únicas que podían viajar sin el permiso de su padre o su marido.

¿Está complicada la profesión?

Sí, aunque supongo que como en todos los ámbitos. Hay poco trabajo y el que hay está peor pagado. Además, la subida del IVA ha afectado bastante al teatro.

¿Sueñas con recorrer la alfombra para recibir un Goya o un Oscar?

No es algo en lo que piense, y creo que lo que tenga que ser, será.

Una curiosidad: Ledicia ¿es tu nombre real o artístico?

Es real, mis padres me lo pusieron porque significa ‘alegría’ en gallego.

Tu actuación en el cine con mayor repercusión ha sido en ‘El patio de mi cárcel’. ¿Qué recuerdas?

Interpretar a Pilar fue una gran experiencia. Y laboralmente ayuda mucho hacer una película que tenga cierta repercusión.