Amar es para siempre

Llanos y Arturo dan un paso más en su relación


Este miércoles en Amar es para siempre… Durán, preocupado porque Blanco no da señales de vida. Ortega le hace creer que no ha tenido nada que ver con su desaparición. Ignacio se ofrece a ser abogado de Quintero. Llanos y Arturo, enamorados y asustados ante lo que sienten el uno por el otro, se dejan llevar y dan un paso más en su relación.

Azevedo se enfrenta a Ortega al enterarse de que ha parado la publicación del libro de Buñuel. Teresa se entera de que la policía ha precintado el despacho de Quintero. Marta gana el pulso de Tuñón y consigue que den luz verde a su revista.