Amar es para siempre

Los personajes de la 2ª temporada comienzan mañana las grabaciones de ‘Amar es para siempre’


»Amar es para siempre» cuenta ya con sus nuevos personajes. Diego Tudela, Ruben Tudela y Valeria Prado son los primeros personajes de la 2ª tanda de capítulos de la ficción que grabaran secuencias de la serie.

Twitter de 'Manuel Baqueiro': @ManuBaqueiro

Según ha comentado Manu Baqueiro en su cuenta oficial de twitter y ha confirmado Mi Zona TV, mañana es el primer día de rodaje para las nuevas incorporaciones, que se irán incorporando escalonadamente durante el desenlace de la 1ª tanda de capítulos.

Alfonso Bassave interpreta a Diego Tudela

Nacido en 1928, tiene 34 años y regresó hace unos meses de Cuba como rico comerciante. Diego es un hombre tranquilo y reflexivo, atractivo e iconoclasta, hermano mayor de Rubén, al que siempre ha protegido pues conoce bien la debilidad de su carácter. Diego ha administrado a lo largo de los años el patrimonio familiar, y ha ido depositando escrupulosamente en la cuenta de Rubén el cincuenta por ciento de los beneficios. Es un hombre seguro, duro con quienes intentan hacer daño sus seres queridos y exigente consigo mismo. La madurez le ha traído aplomo, un físico trabajado por la aventura, y un considerable atractivo.

Jordi Rebellón interpreta a Luis Ardanza

Luis Ardanza, un importante bioquímico que regresa a España del exilio. Además, protagonizará un romance con uno de los nuevos personajes femeninos de la serie.

Asier Etxeandía interpreta a Rubén Tudela

Nacido en 1929, tiene 33 años por tanto cuando comienza la acción. Rubén, de complexión delgada –esmirriado a decir algunos–, es un hombre delicado y sensible, aunque de carácter difícil, un ciclotímico que se acerca a la bipolaridad. Hermano menor de Diego e hijo de una familia de judíos sefardíes, acomodada gracias al comercio, y establecida en Argentina, se dedicó desde niño en cuerpo y alma a la música, convirtiéndose a los 18 en una joven promesa como concertista. Conoció a Valeria en las fiestas de la alta sociedad que frecuentaban y pronto surgió el chispazo entre ellos, casándose con ella felizmente en el 52.

Ángela Cremonte interpreta a Valeria Prado

Nacida en 1932, tiene 30 años cuando comienza la acción. Valeria es una mujer atractiva, inteligente, culta y sensible, hija y nieta de diplomáticos, que ha llevado una vida sin sobresaltos desde que se casó en el año 52. A los 11 años pasó una temporada en Riga, donde su padre fue cónsul de España, y conoció a Augusto. A los 14, sus padres murieron en un accidente de avioneta y fue a vivir con su tía Elena, hermana menor de su padre, que la educó de manera exquisita, aunque malgastó una parte importante de su patrimonio. A los 20 años conoce a Rubén, un joven y brillante concertista de piano, con el que decide casarse.