Amar es para siempre

 Los planes de la marquesa empiezan a preocupar a Ginés


Este viernes en Amar es para siempreHenar insegura porque Barrantes lleva días sin llamarla. Fiona descubre por Rafael que Alba está en París. Marcelino y Sebas le venden su idea a De la Cueva y María le confirma que ha quedado con el psicólogo. Bruno cambia de actitud y prepara su última tarde con Blanca. Jaime agradece, con complicidad, su ayuda a Caldas y a Pallarés. Félix le confiesa a Quintero y a Nuria su preocupación: ha ocultado cosas a la policía y teme que lo consideren sospechoso. Marta se gana el favor de los trabajadores y Sebas teme que vuelvan los problemas que tuvieron en la época de Alonso. Ana María quiere montar una gran fiesta de cumpleaños y Ginés le sigue la corriente. Argimiro se enfrenta a Rafael en el King’s. De la Cueva confunde al sacerdote con un figurante y Argimiro lo fascina con su vehemencia.

Marta informa a su padre de la situación en la fábrica y estudian sus posibilidades con Nuria, que abandona la reunión para visitar a un nuevo cliente. Desconcierto de María al reconocer al misterioso psicólogo. Benigna desenmascara a Manuel De la Cueva ante Gonzalo y María. Nuria no se fía del nuevo cliente pero Quintero insiste en que acepte el caso. Bruno consigue volver a estar a solas con Blanca en su casa y salva la situación cuando Félix está a punto de sorprenderlos. Los planes de la marquesa empiezan a preocupar a Ginés que decide llamar a Rosalía. Última velada romántica entre Bruno y Blanca. Caldas se presenta en el ático y toma nota cuando Ana María lo confunde con Rafael, evidenciando su desprecio por el piloto.