Amar es para siempre

Luis se despide para partir a México


Este Viernes en ‘Amar es para siempre‘: Belén explica a Manolita que ha pensado poner a la venta el hostal. Ha llegado la hora para que Héctor vaya al hospital a operarse.

 

Luis, que hoy vuelve a México, se niega a que Diego le acompañe al aeropuerto argumentando que le apetece caminar un rato. Filo se despide de Luis y le confiesa todo lo que siente por él. Luis la besa en la boca y le pide que vuelva a casa y le deje solo. Mientras Elías celebra con unos amigos la marcha del científico, el cual no saldrá nunca de España.

Tras los informes de Lachambre, Augusto manda “alterar” algo en la dirección del coche de Diego que hoy se ha empeñado en liberar a Valeria de sus garras. Elena ayuda a Diego en todo y saca de la casa a Pilar y a Lali. Tras la marcha de la pareja, Elena se rasga el vestido para poder decir, luego, que ha sido apartada con violencia cuando intentaba impedir el secuestro. Pero Diego se lleva a Valeria en su coche y sufren un accidente.

Ha llegado la hora para que Héctor vaya al hospital a operarse. El buen humor ha desaparecido y ha dado entrada a la preocupación y el temor. Cuando se abraza a su hijo éste le da un cromo de un héroe y los padres entienden que eso es lo que el niño considera a su padre. Don Patricio los arrastra hasta El Asturiano para pedirle perdón por los comentarios del otro día y allí le despiden todos los amigos con cariño y esperanza de volver a verle muy pronto.

Belén explica a Manolita que en la cárcel colombiana se quedó sin un duro, y tras pensarlo mucho ha pensado poner a la venta el hostal.

Avance en Video