Amar es para siempre

Manolita no da crédito a la descabellada idea de Benigna


La dueña del hostal hace oídos sordos a todos los consejos que le da su amiga. El siguiente paso del plan de Benigna es llamar a su marido como si fuera Silvia y al final Manolita termina cediendo para ayudarla. ¿Conseguirán poner fin al engaño?