Amar es para siempre

Manolita, preocupada: «Me niego a hacerme vieja de la noche a la mañana»


Usar las gafas a diario es para Manolita un síntoma de envejecimiento, algo que le supera y se niega a aceptar. A Manolita le preocupa envejecer y que su vitalidad cambie, pero su marido ha hecho todo lo posible para animarla y subirle la autoestima, porque como dice alto y claro Marcelino: Manolita está estupenda.

Fuente: antena3.com