Amar es para siempre

 Manolita tendrá que quedarse en México por razones médicas


Este jueves en Amar es para siempre… Tras el asalto al bufete, Nuria recupera la consciencia. Ni Quintero ni ella sospechan quien está detrás del asalto y Yuste se encarga de la investigación para asegurarse. Quintero no localiza el cuaderno donde registra las entradas de dinero para la causa juancarlista, pero cuenta con encontrarlo entre el desorden. Jaime hace ver a Marta que su dimisión es irreversible y tanto ella como sus padres asumen que Jaime quiere emprender otro camino laboral. Henar se decepciona con Jaime al enterarse de que fue a ver a Nuria tras su dimisión, pero se esfuerza en acallar sus celos. Marta y Nuria expresan su voluntad de dejar a un lado las asperezas. Benito está satisfecho con su primer día en la fábrica, aunque le incomoda que los obreros vean su pasado de topo como un acto heroico.

Alonso, además de ganarse la simpatía de los trabajadores, encarga una nueva campaña publicitaria para Haussman, que obliga a María a regresar a España. Por su parte, Félix se siente honrado al enterarse de que tendrá una pequeña intervención en un anuncio de la campaña. Ha llegado el momento de que Rosalía seleccione un proyecto para estrenar las ayudas de la Fundación. Manolita tendrá que quedarse en México por razones médicas hasta que dé a luz y Pelayo no sabe cómo darle la mala noticia a Marcelino. El pasado amoroso de Fuen sigue siendo un misterio para Pelayo, que retoma su afición por la escritura. Aunque Pelayo no se lo haya pedido, la segoviana está dispuesta a convertirse en su asesora creativa. La inminente visita de la Reina Victoria Eugenia revoluciona a Ana María, que pretende que Pelayo se sume al cierre del comercio madrileño. Alonso da largas a su madre cuando ésta reclama unas joyas familiares guardadas en la caja fuerte del banco. Desalentada por una fuerte discusión, Marta no revela su embarazo a Alonso.

                   

Haz clic aquí para ver más fotos