Amar es para siempre

Marc Clotet: «En el episodio de los interrogatorios lo pasé fatal»


Amar es para siempre sigue afianzándose de lunes a viernes en la parrilla de las sobremesas de Antena 3. La serie producida por Diagonal TV tiene en Inés, papel interpretado por Bárbara Goenaga y Mauro, Marc Clotet, una pareja que hace saltar chispas en el amplio sentido de la expresión. En este momento su relación atraviesa por momentos realmente dramáticos y son los auténticos protagonistas de la temporada. En un descanso en el rodaje, «Hechos de Hoy» ha hablado con Marc Clotet. En esta entrevista nos habla de la serie y sus planes de futuro que incluyen tanto proyectos en cine como en teatro.

¿Qué representa para usted trabajar en una serie como Amar es para siempre?

Todo un regalo. Una serie que lleva siete años y conserva la misma frescura que cuando empezó es gloria bendita. Durante el rodaje se vive un ambiente familiar que se ve reflejado en la forma de hacer nuestro trabajo. Todos nos conocemos y los recién llegados no paran de recibir atenciones. Además esta serie cuenta con un engranaje perfecto que nos puede permitir rodar un capítulo diario.

Cambio de cadena, salto en el tiempo, nuevos personajes… ¿Cuál es el secreto del éxito de esta serie?

El buen feeling que hay entre todos los que formamos parte del reparto de Amar es para siempre y no sólo los actores, sino también con todos los que están detrás de las cámaras. También unos personajes fijos: Héctor Perea y Asun, los de «El Asturiano» y tramas que se van renovando. No se trata de una serie estancada y eso el espectador lo sabe agradecer.

¿Por qué hay que ver Amar es para siempre?

Tiene un toque nostálgico que atrae. Una época -en apariencia lejana- pero en realidad muy cercana en el tiempo. Hay pequeños guiños que los espectadores saben reconocer. Una gran riqueza de tramas y unas historias en la que pasan muchas cosas.

Amar es para siempre, El secreto de Puente Viejo y en su momento Bandolera son éxitos contrastados. ¿Son ejemplos de que aquí sabemos hacer series?

Es evidente que sí. Lo hacemos muy bien. Cada temporada el equipo técnico se enfrenta a nuevos retos. En esta por ejemplo se ha cuidado mucho la fotografía. Con todo mi respeto por lo que se hace fuera, aquí en España hay calidad y se hacen muy buenos productos.

¿Qué es lo que más le gusta de Mauro Jiménez de Baños, su personaje?

Su frescura. El hecho de cómo la vida le pone entre la espada y la pared. Con el tiempo y las circunstancias le han hecho madurar. En algunos momentos es como un niño grande. Me gusta mucho la gran amistad que le une con su amigo del alma Tomás. Todo eso y su sueño de ser feliz.

¿Hay algo que no?

Es demasiado impulsivo e inmaduro en algunos momentos. Debería pensar más las cosas antes de hacerlas.

Durante este tiempo en la serie, ¿tiene Mauro algo de usted y viceversa?

Cada personaje que interpreto trato de aportarle cosas de mí. En este caso Mauro y yo tenemos ese afán de lucha por aquello que nos parece correcto. Yo soy más reflexivo que él.

Los interrogatorios de Ricardo Conde fueron terribles. ¿Le preocupa la mala imagen que se puede ofrecer de la Policía, o cree que la audiencia diferenciará lo que fue la dictadura de la democracia?

Es evidente que la audiencia sabe que estamos ante una ficción. No ha habido ningún problema. En ese episodio lo pasé fatal. Recuerdo que la rodamos las ocho secuencias en un día. Acabé lleno de sangre (falsa) que no había manera de quitar. Cuando llegué a casa me metí en la bañera y estaba tan agotado y había sido tan intenso lo vivido que me quedé dormido. Por un lado estaba destrozado, pero por otro disfrutando con todo lo que ese momento me aportó como actor.

La serie va muy bien, ¿le preocupan las audiencias?

Es evidente que cuando no va bien me preocupo. No es que las siga día a día, pero me interesa. Vivimos tiempos complicados en esta profesión. Esta serie es una bendición y cuenta con el cariño de la audiencia.

Ha participado en series de máxima audiencia como El comisario o Física o Química y ahora Amar es para siempre. ¿Cree en la suerte?

Sí, aunque también soy de la opinión de que hay que tener la suerte de estar en el momento oportuno y en el lugar adecuado. De todas formas hay que luchar, prepararte y estar listo para trabajar y hacerlo lo mejor posible.

La voz dormida, La estrella son sus últimos trabajos en el cine… ¿Está la crisis afectando de manera más dura al cine que a la TV?

Afecta a todos, pero el cine es el que se lleva la peor parte. Parece que el número de espectadores han bajado un 40 por ciento, falta de ayudas y de apoyo, el tema del IVA. Hay un miedo a hacer películas ya que muy pocas resultan rentables.

Tengo entendido que ha recibido la llamada del teatro.

Cierto, en noviembre debuto en mi primera obra. Vicente Aranda va a dirigir en el Centro Dramático Nacional la versión teatral de su película Amantes. Es la misma historia que en el cine protagonizaron Maribel Verdú, Jorge Sanz y Victoria Abril, en esta ocasión vamos a estar Natalia Sánchez y Marta Belaustegui. Es para mí todo un honor formar parte del reparto de esta obra y ser dirigido por un grande de nuestro cine como es Vicente Aranda.

Por La voz dormida fue nominado al Goya. ¿Le gustan los premios?

Mentiría si dijera que no me gustan. Los premios son una forma de reconocer tu trabajo. De todas maneras yo no trabajo por los premios -los agradezco- pero para mí como a todos mis compañeros, el mejor premio es tener trabajo, poder dedicarte a esta profesión y hacer cada día un buen trabajo… Y si llega un premio siempre es bien recibido.

¿Qué es lo que más le gusta de su profesión?

Suena tópico, pero me encanta el poder vivir otras vidas y algunas de ellas diferentes a como tú eres en realidad. Ser tú, pero a la vez poder ser otros.

¿Hay algo que no?

Para mí lo más duro es la incertidumbre. Como le decía vivimos tiempos complicados y hay que saber dar gracias por lo que uno tiene.

¿Qué me puede contar de ese proyecto llamado Bloody West, mezcla de terror y western…

La va dirigir Manuel M. Velasco que debuta como director en este largometraje. Está previsto que se ruede a finales de este año. En esta película voy a estar junto a otros actores como Leticia Dolera, Michelle Jenner, Miguel Ángel Muñoz, Raúl Arévalo, Carlos Bardem entre otros. Se va a financiar a través de Crowdfunding… Es una forma de acercar al cine a todo el mundo. Vivimos unos tiempos en los que es más difícil que nunca sacar adelante un proyecto y por eso en parte esta película se va a financiar con la ayuda de todo aquel que quiera aportar una pequeña ayuda.

¿Es una manera de hacer cine con dignidad en este país?

Es una forma de hacer cine. Ya se ha hecho en otras ocasiones.

Mauro, su personaje, ¿lo veremos la próxima temporada?

No puedo contar nada…

© Roberto Garver© Roberto GarverMarina B.@2013© Roberto Garver

Fuente