Amar es para siempre

Marcelino, amargado con la inminente boda de su hija: “Esperaba algo mejor para mi hija”


Marcelino no puede evitar sentir desconfianza por Ignacio, duda de sus intenciones y no soporta la idea de que su hija haya perdido la virginidad antes del matrimonio. Manolita intenta calmar su ansiedad.