Amar es para siempre

María confía en el trabajo de los jueces


El divorcio entre María y Rubén cada vez está más cerca. La pareja está a la espera de firmar la solicitud para que el juez apruebe el divorcio y a partir de ahí ya no serán marido y mujer. Parece que está siendo todo muy fácil. ¿Ocurrirá algún imprevisto que empeoré la situación?