Amar es para siempre

María renuncia a su sueño en París por Ignacio


Ignacio se lamenta en compañía de Quintero por haber perdido al amor de su vida, pero sus miedos desaparecen cuando María aparece en el salón de su casa y le confiesa que no se va a París porque necesita seguir a su lado. María e Ignacio vuelven a mirarse como antes y a besarse con la misma pasión del primer día.

María, un mar de dudas entre cumplir su sueño o vivir el amor

Ignacio, con el corazón roto tras declararse a María

María ilusiona a Ignacio con una cita

Haz clic aquí para ver más fotos