Amar es para siempre

Marta a Rosalía: “Mamá, Alonso me pegó”


Marta por fin ha confesado la verdad por la cual decidió abandonar su hogar y dejar solo al marqués. Rosalía no dejaba de pedir explicaciones porque no entendía lo sucedido. Cuando Marta confiesa la verdad, no sólo Rosalía se queda perpleja, Alba que se escondía tras la puerta también.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!