Amar es para siempre

Marta sigue presente en el corazón de su madre y en la sonrisa de su hijo


Rosalía visita la tumba de su hija Marta, aún no ha logrado asimilar su terrible pérdida. Ante su lápida, Rosalía recibe un mensaje de Marta desde el más allá: “Ya no estoy en esta casa, ni en las fotografías ni en los objetos, estoy en un lugar mucho más importante. Estoy dentro de ti, en tu corazón y en la sonrisa de mi hijo”