Amar es para siempre

 Marta termina confesándole a Alonso que espera un hijo suyo


Este viernes en Amar es para siempre… Rosalía, volcada en la fundación, recibe la invitación de Esteban para acompañarle a un cóctel en la embajada de Estados Unidos. Alba sigue turbada por sus lecturas cuando recibe la llamada de su amiga Sophie, que anuncia su próxima visita. Alonso decide un polémico cambio de horarios para los trabajadores, que será oportunamente orientado por Maroto. Entre sus nuevas decisiones Alonso quiere grabar un spot publicitario y un publirreportaje para la fábrica en el que Félix tendrá que hablar en inglés, cosa que le produce mucha ansiedad. Quintero descubre la desaparición de su cuaderno contable. Pallarés no lo vincula a los atentados contra los bufetes laboralistas aunque sí le llama la atención la sospechosa presencia de Yuste.

Yuste tiene el cuaderno contable de Quintero y trata de descifrarlo mientras Rafael le sugiere que deje de usar su local. Yuste parece aceptarlo aunque logra negociar 24 horas de margen. La madre Amparo vuelve a Madrid y busca a Nuria: parece que su final está cerca y quiere dejar sus asuntos zanjados. Henar se siente insegura y acomplejada respecto a Marta y, para compensar, comienza a proponer a Jaime planes relacionados con los estudios jurídicos. Marta termina confesándole a Alonso que espera un hijo suyo pero la respuesta de Alonso es tajante: es imposible que esa criatura sea suya.

                   

Haz clic aquí para ver más fotos