Amar es para siempre

Matilde: “Esta carta me da alas para salir de esta celda”


Laura, gracias a Mariola, visita a Matilde en la cárcel y le lleva una carta de Azevedo. Ya en la celda, Matilde sujeta la carta con sus manos imaginando las palabras de su interior. Tras unos minutos de ilusión, Matilde lee la carta de Azevedo y puede ver algo de luz en medio de su situación.